En riesgo 50% de transporte público para la ciudad de México

  • Transportistas se oponen a las medidas que el Gobierno Capitalino le quiere imponer, pues dicen, lejos de abonar a la seguridad, se trata de una medida comercial que los puede llevar a la quiebra

Mónica Tejeda Hernández

Ciudad de México

La movilidad de la Ciudad de México está en riesgo ante las medidas que las autoridades les pretenden exigir a los concesionarios del transporte urbano, como la utilización de la Tarjeta Ciudad, modelo que aseguraron, ya fracasó en donde fue aplicado.

En ese sentido, Nicolás Vásquez, vocero de la Fuerza Amplia de Transportistas, afirmó que otras medidas que les quieren imponer como parte de los requisitos para pasar la Revista Vehicular de este año, solo buscan obtener información comercial que les permita tomar medidas privatizadoras del transporte como la colocación de barras contadoras de pasajeros y el GPS.

Denunció que contrario a lo dicho por las autoridades, dichos mecanismos no abonan a la seguridad de los pasajeros, pues el tiempo de respuesta de la policía es mayor al que corresponde a algún robo cometido en las unidades, por lo que no es una estrategia viable para la prevención de estos delitos.

Comentó que, de seguir adelante con el uso de la Tarjeta Ciudad, la población estaría en riesgo de ver afectada su movilidad, pues aunque el Gobierno cuenta con modalidades de transporte que administra, no son suficientes y son los alrededor de 17 mil transportistas quienes otorgan el servicio a la mitad de los usuarios en la ciudad y que se verían en riesgo de quebrar.

Reveló que en días pasados, el director general del Órgano Público Descentralizado Metrobús, Roberto Capuano Tripp, les comentó que el fideicomiso de dicho Sistema está por quebrar, así como varias empresas concesionarias que pertenecen al mismo, por lo que resulta ilógico que les quieran aplicar dicho un sistema que no dio resultados.

Acusaron al Gobierno Capitalino de querer convertirlos en empresas para poder administrar los recursos que se obtienen por el servicio que brinda el transporte público, lo que les afectaría en sobre manera ante la situación precaria que ya viven.

Por su parte, el concesionario Francisco Carrasco, aceptó que las unidades requieren mantenimiento pues se trata de vehículos con 30 años de funcionamiento, sin embargo, dijo, no les es posible cambiarlos con lo obtenido de la tarifa actual.

Señaló que realizaron un estudio de factibilidad para determinar la tarifa ideal con la que podrían operar, la cual debería ser de 13 pesos, “estamos conscientes de que la economía de los usuarios no les permitiría cubrir esa cantidad, por lo que solo hemos pedido un aumento del dos pesos”, puntualizó.

 

 

62 total views, 2 views today

Comparte esta nota...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + dieciseis =